sábado, enero 28, 2023

Así debes prevenir la contaminación en aceites lubricantes

Últimas publicaciones

El proceso industrial constituye en sí un foco de contaminación en aceites lubricantes, de allí la importancia de prevenir su contaminación, ya sea por agua, polvo o el uso de un lubricante incorrecto. Se trata de una frecuente afección del fluido del lubricante que aparece en cualquier fase del ciclo de vida del aceite. Esto es común en todos los procesos industriales. Hay que saber que cuando existe exceso de contaminación en aceites lubricantes tiene dos orígenes: interno y externo.

En el primer caso, son inherentes a las propias funciones que cumple el aceite de lubricación dentro de la máquina. Tales como productos de degradación o partículas de desgaste de la propia máquina hasta fluidos de refrigeración. Mientras que las causas externas de contaminación surgen como derivadas del propio proceso de producción. Tenemos, por ejemplo, polvo externo, agua o humedad que se generan en el exterior provocando la contaminación. Por eso hay que seguir ciertos consejos sobre cómo prevenir loa contaminación en aceites lubricantes.

1. Selección de aceites lubricantes

La primera recomendación para controlar la contaminación del aceite es invertir tiempo en la selección del tipo de aceite más adecuado para cada máquina. Igualmente, seleccionar un fabricante que brinde garantías sobre la calidad del producto.

Una de las cosas a saber es que el aceite nuevo no es un aceite limpio. Esto porque en el proceso de producción del aceite lubricante se mezclan sus diversos componentes. Y es momento en que pueden producirse contaminación por agua o polvo.

Entonces, al existir esta contaminación, se debe revisar el color del aceite nuevo y someterlo a pruebas. Los tiempos son relevantes en este caso para recurrir a la garantía del fabricante en caso que el aceite no tenga las condiciones de calidad y garantía.

2. Almacenaje y control

Cuando los aceites lubricantes son almacenados pueden originarse filtraciones de agua o de ciertas partículas contaminantes.

Se recomienda preservar el aceite hasta su uso en bidones metálicos, con tapas del mismo material.

Si los bidones son almacenados a la intemperie, las tapas pueden expandirse y contraerse, provocando holguras donde puede penetrar la contaminación.

Así debes prevenir la contaminación en aceites lubricantes - Grafico 01

Aun cuando los bidones se preserven en condicione de almacenamiento ideales, como espacios limpios, secos y protegidos del clima, existen medidas para evitar las posibilidades de contaminación externa.

3. Extracción del aceite usado

Los cambios de aceites lubricantes son también una operación bien sensible. No tanto por el aceite que se desecha, sino por las condiciones en que el aceite nuevo va a ser introducido.

En este proceso de sustitución el aceite usado tiene un elevado grado de oxidación actuando como catalizador del deterioro del aceite nuevo.

Por eso es necesario extraer la mayor cantidad posible del aceite antiguo antes de introducir el nuevo.

Luego del cambio de aceite es necesario evaluar la compatibilidad entre fluidos, pues una pequeña contaminación entre fluidos no compatibles podría ocasionar muchos problemas.

Por ejemplo, oxidación acelerada o generación de residuos sólidos que pueden obstruir los sistemas de filtración.

4. Limpieza en la planta

Es común que la distribución del aceite en fábrica, el lubricante no es vertido directamente desde el barril, sino que se usan herramientas para su inserción.

Tales como surtidores, mangueras o pistolas. En este proceso, la limpieza de estos elementos que intervienen es clave para evitar la contaminación de aceites lubricantes.

En esos casos hay que tener sumo cuidado en su limpieza. Y es que el aceite residual depositado es un foco de atracción para el polvo que, si no es adecuadamente limpiado, puede ingresar a la maquinaria durante la operación de relleno.

5. Inversión en tecnología

Como se ha indicado anteriormente, una de las funciones del aceite en operación es la de eliminar la contaminación de los sistemas, la de “arrastrar” las partículas que se generan o se introducen en el interior de la máquina.

En función de su cantidad y naturaleza, la presencia de estas partículas puede responder a patrones de desgaste habituales de la operación o, por el contrario, ser sintomática de un potencial fallo crítico de la maquinaria.

La inversión en tecnologías que aportan conocimiento sobre el tipo de contaminación que se produce en el aceite en operación, como los sistemas de sensórica para la monitorización del aceite, permite adoptar medidas proactivas que mejoren la condición de la maquinaria.

La información al detalle sobre las partículas contaminantes presentes en el aceite de lubricación posibilita optimizar el uso de los sistemas de limpieza y filtrado y reducir así los costes derivados de su sustitución, limpieza y mantenimiento.

Asimismo, permite detectar la causa raíz de problemas de contaminación y diagnosticar la causa de un fallo potencialmente crítico para la maquinaria antes de que suceda.  


Capacitate en este tema:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Libros de Mantenimiento

Mantenimiento mecánico de máquinas

Inspección y lubricación de equipos. Esta es una operación escencial complementaria a la reparación de las máquinas. Consiste en el examen...

Más artículos como este: