jueves, febrero 2, 2023

Importancia del factor humano en el mantenimiento

Últimas publicaciones

Actualmente, las fallas provocadas por el uso de máquinas a menudo se deben al factor humano que entra en contacto con los activos. Por eso el mantenimiento es uno de los principales aspectos a tener en cuenta al momento de planificar la evaluación del contexto.

Mantenimiento y factor humano

El factor humano es intenso en la actividad de mantenimiento que afecta especialmente a la fiabilidad y operatividad de la empresa. En este artículo, ofrecemos una visión básica de la función del mantenimiento y su relación con el efecto humano en dicha actividad así como varios documentos y normativas que lo contemplan.

Para obtener un correcto conocimiento de la fiabilidad del sistema hay que tener en cuenta la contribución del error humano. Los análisis de diseño de sistemas, de informes y procedimientos posteriores de accidentes, muestran que el error humano puede causar un accidente inmediato.

Si no se tiene la incorporación de las probabilidades del error humano, los resultados son incompletos y mal valorados a menudo.
En toda empresa todos los activos tienen un fin. Esto es para los activos físicos, humanos, electrónicos, mecánicos o intangibles tales como conocimientos, habilidades y experiencia.

Que el mantenimiento industrial sea una actividad estratégica dentro de los órganos tácticos de las empresas, es aceptado por todos los órganos de gestión empresarial. Aunque en muchas ocasiones relegado a una segunda posición, o como un “coste económico” que no son asumidos por los órganos de dirección.

Tecnologías y estrategias de mantenimiento

Hoy, las estrategias y tecnologías de mantenimiento ofrecen recursos que contribuyen a lograr ciertos niveles de confiabilidad de los activos: Pero no pueden hacer realidad la decisión y el compromiso de ser consecuentes con ellas en el día a día.

Esto pertenece a la dirección de las organizaciones y quienes tienen el privilegio de la sabiduría de conducir, por el adecuado camino, al capital humano.

El hecho trascendental se da una por el liderazgo capaz de generarse en la organización. Sin embargo, la actividad de mantenimiento, analizada y marcada su posición estratégica, toma posiciones de relevancia, que inciden sustancialmente, en todas las decisiones de la empresa.

En este artículo se pretende analizar los procesos relacionados al factor humano, que importa contemplar en relación con los aspectos estratégicos del mantenimiento industrial.

En consecuencia, es en lo concerniente a fiabilidad, disponibilidad y el componente humano, que son elementos que configuran la naturaleza del mantenimiento industrial.

Operatividad y mantenimiento

Una definición operativa de Mantenimiento Industrial podría ser el conjunto de técnicas que tienen por objetivo conseguir el uso óptimo de los activos productivos, manteniéndolos en el estado que necesita una producción eficiente.

Pueden extraerse de este concepto los siguientes elementos, donde influye decisivamente el componente humano:

  • Estado requerido.
  • Exigencias de disponibilidad o conservación de ese estado.
  • Conjunto de técnicas y procedimientos orientados a esa conservación.
  • Actividad de reemplazo, reparación o modificación de unidades, componentes, conjuntos, equipos o sistemas de una planta industrial.

Se observa, cómo ya en la misma naturaleza del mantenimiento aparecen elementos ligados al conocimiento. Ya que la técnica puede ser definida como la forma o manera de realizar una actividad, implicando. De tal modo,  que la presencia de capital intelectual incorporado o no a los activos industriales o al personal.

La especial acción o actividad del mantenimiento exige técnicas o conocimientos muy específicos y contingentes, de alto valor estratégico. Todo ello  implica complejidad y elevados esfuerzos en su registro, transmisión y aplicación.

La consecución de requerimientos de disponibilidad en equipos e instalaciones, implica la ubicación de las actividades de mantenimiento en escenarios de elevada contingencia e incertidumbre.

Allí, los contenidos informativos son dinámicos, perecederos y específicos, y procedimientos de aplicación, se revelan como imprescindibles para una marcha eficiente de la planta.

En otro caso, el mantenimiento de la planta debería responder de elevados costes de intervención, basados en una búsqueda repetitiva e inconsistente de información en las fases de detección, diagnóstico, prevención y reparación del fallo.

También la investigación e identificación del estado requerido es función del conocimiento, en especial, como se ha mencionado, cuando éste depende de tantas circunstancias y variables.

Por último, la actividad de mantenimiento requiere conocimientos muy específicos y variados. Su optimización es compleja y la toma de decisiones se desenvuelve en un ambiente de incertidumbre.

Elementos del mantenimiento industrial

Se han considerado elementos esenciales del mantenimiento industrial los siguientes:

  • El proceso de fallo.
  • La cadena de fallo.
  • La incertidumbre.
  • La experimentalidad y el modelado de sistemas.
  • La disponibilidad.
  • La incidencia del factor humano.

No solamente en la actualidad, sino a lo largo de su evolución histórica, el mantenimiento necesitó de factores y aspectos ligados a la experiencia. También al conocimiento en general, como algo propio y necesario para su efectiva consecución.

Cualquier elemento de la cadena de fallo es identificable a través de unos síntomas o manifestaciones diversas. Tales como vibración, ruido, olor, calor o frío, humo, humedad, polvo, corrosión, etc.). Estos síntomas son claves a la hora de identificar la cadena.

Figura 1. Cadena de fallo.

Entonces, el proceso y la cadena de fallo permiten la detección y el diagnóstico del fallo. Los procesos a su vez permiten obtener el conocimiento necesario sobre el fallo, para proceder a su solución a través de la actuación de mantenimiento. (figura 1).

Fases de detección

Se han considerado como fases del proceso de detección las siguientes: observación de síntomas y manifestaciones, identificación, detección, delimitación y descripción.

En la fase de observación de los síntomas y manifestaciones del fallo se trata de percibir información, a través de la observación sensorial directa, de la experiencia, de los conocimientos teóricos previos, de la información registrada, y de la medición o verificación a través de pruebas y ensayos.

El análisis de esa información permite la identificación previa y con cierta inmediatez del fallo. Se perciben ya algunos accidentes del fallo; como, por ejemplo, lugar, posición o elemento que soporta el fallo.

En la fase de detección se obtienen comprobaciones pertinentes y contrastables sobre el fallo, que se completan en las dos fases siguientes. Primero, en la de delimitación para saber los límites en el cumplimiento de la especificación. El segundo, el proceso de fallo donde se investigan las circunstancias del fallo.

La naturaleza aleatoria del fallo, en general, parece incuestionable. Si existe algún fenómeno que se produce en el ambiente de la planta industrial, que puede certificarse como estocástico, es por excelencia el del fallo.

Desde un punto de vista filosófico, parece que el origen último del fallo de sistemas físicos se puede asociar con una decisión o acción humanas. Desde el operativo, también es preciso señalar la intervención relevante del factor humano en la explicación del fallo físico.

A ello se añade nuevas dosis de incertidumbre al tratarse de un sistema mucho más complejo, imprevisible y, en definitiva, con un comportamiento menos regular que la máquina.

Detección y diagnósticos

Además de las causas humanas, es preciso hacer mención de las causas naturales, imprevistos y catástrofes de diversa. Todo se encuentran con frecuencia formando parte de la cadena de fallo.

En su propia esencia llevan implícito la imprevisibilidad y dificultad de comprensión y evaluación. Por tanto, su carácter eminentemente es aleatorio. En general, puede afirmarse que los estados límite, que se presentan en los estadios últimos del proceso de fallo, suelen conducir a explicaciones o modelos estocásticos.

También la actividad de mantenimiento la detección, diagnóstico y reparación en actuaciones de carácter correctivo, preventivo o predictivo, está sometida a contingencias diversas.

De tal forma que se producen en escenarios complejos y diferentes y no es fácil que se presenten regularidades que puedan conducir a una actividad fácilmente planificable y controlable.

Definitivamente, se puede establecer sin dificultad que la incertidumbre es una de las características esenciales del mantenimiento. Esto no deja de ser una medida de la imperfección del conocimiento sobre este sujeto.

La incidencia del factor humano

El objetivo básico de un programa de mantenimiento es conseguir la disponibilidad efectiva de la planta. Esto requiere:

– Alcanzar el nivel de disponibilidad requerida en equipos e instalaciones.

– Hacerlo al menor coste posible.

– Incorporar otros objetivos como menor tiempo de actuación o elevada calidad del trabajo realizado.

Para conseguir estos objetivos se hará preciso alcanzar otros como los siguientes:

-Evaluar los requerimientos y capacidades técnicas de los equipos e instalaciones. Esta información influirá en el diseño o selección de los mismos y en la determinación de las condiciones de operación.

-Identificar los factores o causas que impiden al sistema alcanzar los niveles de disponibilidad especificados, entre otros, los insuficientes niveles de fiabilidad de diseño u operativa o de mantenibilidad.

-Proponer acciones eficientes encaminadas a alcanzar los niveles de disponibilidad objetivo.

-Determinar y evaluar las tecnologías y técnicas de detección, diagnóstico, verificación y prueba, y de restauración de las condiciones iniciales, incluyendo los correspondientes procedimientos.

-Seguir y controlar la aplicación correcta de las técnicas y procedimientos, y de la actividad de mantenimiento en general.

-Recomendar acciones de mejora continua de la disponibilidad y de sus factores causales.

-Integrar la actividad y función de mantenimiento con el resto de funciones que intervienen en el ciclo de vida del sistema, evaluando su esperanza de vida y, en consecuencia, la rentabilidad a través de la actualización de los flujos de efectivo.

Dado que, como se ha señalado, el objetivo de la actividad de mantenimiento es conseguir de forma eficiente los valores requeridos de disponibilidad, conviene reflexionar sobre el concepto de disponibilidad, y los factores clave que influyen debido al componente humano.

Error humano y fiabilidad

El error humano, y la incidencia diaria en todos los procesos, tienen un gran impacto en la fiabilidad de sistemas complejos, teniendo gran incidencia en la fiabilidad general de las, los procesos de mantenimiento y sobre la seguridad general tanto humana como del entorno.

Los accidentes de Three Mile Island y Chernobyl, mostraron claramente que los errores humanos pueden hacer fallar las salvaguardias y son un factor determinante la progresión de accidentes de graves consecuencias.

En general, la contribución del factor humano al comportamiento de un sistema es, al menos, tan importante como la fiabilidad de los componentes (NTP-619, 2003).

Los estudios de la fiabilidad del componente humano, son normalmente utilizados en el análisis de grandes instalaciones con alto componentes de riesgo ante fallo, tales como centrales nucleares, plantas pero normalmente olvidadas en la pequeña y mediana industria, y solo formalizada en algunos grandes entornos industriales.

Mediante los procedimientos del análisis del trabajo con el estudio de los errores, el diagnóstico de su origen y su tratamiento por el propio trabajador que pone en juego el conocimiento de la persona sobre la tarea (Leplat, 1985), son las partes fundamentales del análisis.

Puede hacerse mediante recuento de errores, descripción de errores, condiciones en las que se producen y consecuencias de los errores; el objetivo es la eliminación de las fuentes de error y la disminución de sus consecuencias.

Los análisis de diseño de sistemas, de procedimientos e informes posteriores de accidentes, muestran que el error humano puede causar un accidente inmediato. Sin la incorporación de las probabilidades del error humano, los resultados son incompletos y a menudo mal valorados.

Actividades y factor humano

Las siete actividades son:

  1. Definición: Determinación de la clase de errores humanos a modelar, para asegurar que todas las interacciones humanas que se puedan originar estén contempladas.
  2. Selección: Identificar las acciones humanas que son significativas para el análisis de fiabilidad que se esté realizando.
  3. Análisis cualitativo: Desarrollo de una descripción detallada de las acciones humanas importantes.
  4. Representación: Selección y aplicación de técnicas para la modelización de las acciones humanas a través de una estructura lógica de modelización.
  5. Evaluación del Impacto: Analizar las acciones humanas significativas, desarrolladas y representadas en las actividades anteriores.
  6. Cuantificación: Donde se aplican las técnicas apropiadas para el análisis cuantitativo de cada acción humana. Desarrollo del modelo apropiado y cálculo de la probabilidad.
  7. Documentación: Incluye la información necesaria para una buena documentación y su trazabilidad.

El interés general aconseja aprovechar las capacidades potenciales de las personas de la mejor manera posible en el marco de la empresa, con el uso y gestión eficiente del conocimiento intrínseco.

Más aún: la actual situación de competencia, hace que la supervivencia de las empresas corra el riesgo de depender solo de ellas.

El comportamiento de las personas en su trabajo, y la motivación como uno de los motores del rendimiento laboral, han sido objeto de numerosas investigaciones.

En concreto más en la propia actividad de mantenimiento, la motivación y la incidencia humana son factores importantes a tratar y estudiar dado el alto componente de conocimiento tácito que se ve implícito en su propio desempeño.

Teorías en mantenimiento

Algunas teorías relativas a la motivación, pueden mostrar de manera clara los procesos que se dan en los departamentos de mantenimiento en relación a las personas:

  • Teoría de las necesidades de Maslow (Maslow, 1943).
  • Teoría de los factores (ambientales y motivadores) de Herzberg (Herzberg, 1959).

Se observa en lo indicado, que el factor humano, tiene una incidencia fundamental en la fiabilidad global de los procesos de mantenimiento. La mayoría de los estudios formalizados sobre fiabilidad del factor humano, tienen en cuenta solo los procesos humanos que dan lugar al fallo.

Y sin tener en cuenta el tratamiento y la gestión del conocimiento, que debidamente analizado y procesado, conlleva no solo el aumento de la fiabilidad global, sino la mejor gestión de pequeñas averías.

A ello se suma reducción de los tiempos de mantenibilidad, mejora de la explotación operativa y optimización económica para la empresa.

Conclusiones

En relación a los factores estratégicos esenciales de la actividad del mantenimiento, el factor humano juega un rol fundamental que es preciso estudiar y entender en toda su magnitud.

El error humano, y la incidencia diaria en todos los procesos, tienen un gran impacto en la fiabilidad de sistemas complejos, teniendo gran incidencia en la fiabilidad general de las instalaciones, los procesos de mantenimiento y sobre la seguridad general tanto humana como del entorno.

Se observa en lo indicado, que este factor, tiene una incidencia fundamental en la fiabilidad global de los procesos de mantenimiento. Hay que tener en cuenta el alto componente humano en los departamentos de mantenimiento, y la tendencia actual a la subcontratación.

Esto hace preciso la mejora del conocimiento en su incidencia sobre la fiabilidad global y operativa, y los procesos para la mejora de la motivación y la gestión de los procesos de generación, transmisión y utilización del conocimiento.

Por Francisco Javier Cárcel Carrasco
Francisco Javier Cárcel Carrasco. Doctor Ingeniero Industrial. Departamento de Construcciones arquitectónicas. Universidad Politécnica de Valencia. Valencia, España.


Capacitate en este tema:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

Así puedes tener una empresa minera «low cost»

Se trata de implementar el modelo “low cost”, similar a las aerolíneas aéreas, que le permitan ser más rentable...

Libros de Ingeniería de Mantenimiento

Mantenimiento mecánico de máquinas

Inspección y lubricación de equipos. Esta es una operación escencial complementaria a la reparación de las máquinas. Consiste en el examen...

Organización y gestión integral de mantenimiento

Es posible que usted piense que su departamento de mantenimiento necesita un cambio, pero que su empresa es tan especial que no hay forma...

El Cerebro del Mantenedor (El libro del Mantenimiento Minero)

El propósito de este libro es dar a conocer algunos estudios relacionados con la Gestión del Mantenimiento Minero en flotas de equipos en minas a cielo...

¿Qué se entiende por neurociencia y mantenimiento minero?

en este ambiente se generan múltiples fenómenos cognitivos estrechamente relacionados a diversas disciplinas, como la Neurociencia y Minería...