sábado, enero 28, 2023

Consejos para el mejor Mantenimiento Preventivo a Calderas

Últimas publicaciones

El servicio de revisión tiene por objeto conocer en todo momento el estado de las calderas y poder efectuar el Mantenimiento Preventivo necesario. Lamentablemente, se actúa cuando la caldera ya no funciona siendo el momento en que se llama al técnico para que revise y repare el equipo. 

Hay que tener en cuenta que una caldera es un equipo que combina varios sistemas de tipo eléctrico, gas y agua, trabajando en equilibrio armónico por lo que se necesita ser revisado. Y es que siempre existe un desgaste y desajuste de los componentes que puede ocasionar fallas.

Pero se pueden evitar tomando conciencia del cuidado que las calderas requieren con cierta regularidad por su intenso uso.

De esto se trata el Mantenimiento Preventivo que desde la revista IMG recomendamos: trabajar sobre la caldera en momentos programados para evitar la falta de servicio, mantener el consumo de gas en niveles normales, asegurarse que su funcionamiento sea seguro y que su vida útil se extienda.

Otro dato a considerar es que las calderas que más necesitan del Mantenimiento Preventivo son las de calefacción como de agua caliente. Esto porque trabajan los 365 días del año sin descanso.

Mantenimiento Preventivo en Calderas

Como todo equipo industrial las calderas requieren mantenimiento e inspecciones periódicas para asegurar su seguro y eficiente funcionamiento. De tal modo que entre las cosas a tomar en cuenta en el Mantenimiento Preventivo de calderas tenemos:

Limpieza: es la etapa en que se debe desarmar el equipo, limpiar sus componentes, sobre todo la cámara de combustión. Esto porque es allí donde ingresa el aire con suciedad desde el exterior. Entonces, la falta de limpieza puede provocar una combustión deficiente, llevando a un consumo excesivo de gas o a la detención del equipo por obstrucción de sensores de seguridad.

Regulación: la válvula de gas se regula mecánicamente para que la combustión sea eficiente, asegurando un funcionamiento seguro. La falta de regulación provoca el consumo excesivo de gas y un errático funcionamiento de la caldera.

Controles Eléctricos: Las calderas cuentan con motores eléctricos, el control de su consumo nos da la pauta de su funcionamiento y la existencia de posibles puestas a tierra no deseables. La falta de control eléctrico puede disminuir la vida útil de estos componentes.

Controles Mecánicos: Como todo equipo, existe un desgaste mecánico de las piezas, algunas de ellas trabajando en el sistema de agua. Es importante entonces chequear y si es necesario remplazarlas antes que provoquen pérdidas de agua. La falta de estos controles aumenta la posibilidad de fallas eléctricas.

Controles de Gas: aquí se deben revisar todos los que trabajan con gas para corroborar que no existan pérdidas. Estos controles garantizan un funcionamiento seguro para quienes trabajan con el equipo.

Consejos para el mejor Mantenimiento Preventivo a Calderas - Grafico 01

Sistema de Seguridad: hay que considerar que los sensores de la caldera integran el sistema de seguridad, que controla el funcionamiento de los principales componentes. Su chequeo es para corroborar que estos actúen en el momento necesario. Es decir, cuando se presente una avería o falla.

Cómo hacerlo diariamente

En el caso de las calderas a vapor, el procedimiento para el Mantenimiento Preventivo diario comienza con la limpieza de las boquillas del quemador. Luego, comprobar el nivel de lubricantes para el compresor en el tanque aire-aceite que debe estar a 1/2 de nivel.

Es decir, dentro del tercio medio y si está más bajo, ponerlo a nivel. Otra cosa que hacer es purgar la caldera cada 8 horas de trabajo, tanto del fondo como de sus columnas de control de nivel. Esto se realiza subiendo el nivel de agua a 1/2 cristal y purgando  hasta que arranque la bomba de alimentación.

De igual modo, se debe comprobar que la presión indicada por los manómetros de entrada al combustible, la presión en la válvula medidora y la presión de salida de combustible, sean las fijadas por el Manual de Operación.

Igualmente, comprobar si la presión de aire de atomización es la correcta y registrar la temperatura de los gases de la chimenea.

Finalmente, tomar análisis de gases de combustión y registrarlo en bitácora. En todo caso, los expertos señalan que este tipo de mantenimiento preventivo de calderas debe hacerse de manera quincenal, mensual, trimestral, semestral y anual.

¿Qué es una caldera?

Es una máquina térmica que aprovecha una fuente de calor para transferir su energía a un fluido.
Aunque dicho calor en general procede de la ignición de un combustible, puede ser suministrado por otros medios: energía eléctrica, energía nuclear, energía geotérmica, etc.
El calor es transferido internamente en la caldera hacia un fluido, comúnmente agua o en algunos casos aceite térmico para posteriormente ser aprovechado en procesos de potencia y/o calentamiento.

Entre los tipos de calderas se tienen:

  • Por su configuración: vertical, horizontal.
  • Por su configuración: vertical, horizontal.
  • Según el combustible: sólido, gaseoso, líquido, especial, nuclear, mixto.
  • Por el tiro: natural, forzado, inducido, balanceado.
  • Según el tipo de control: manual, automática, semiautomática.
  • Por el fluido final: agua caliente, vapor, aceite térmico.
  • Según la distribución de los fluidos agua/gases: acuotubular, pirotubular.

Capacitate en este tema:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Libros de Mantenimiento

Mantenimiento mecánico de máquinas

Inspección y lubricación de equipos. Esta es una operación escencial complementaria a la reparación de las máquinas. Consiste en el examen...

Más artículos como este: