sábado, enero 28, 2023

¿Cuál es tu mayor problema con el Mantenimiento Industrial?

Últimas publicaciones

Actualmente, la Gestión del Mantenimiento Industrial es clave para reducir el impacto negativo de fallas que pudieran darse en una empresa. Lamentablemente, la mayoría de las compañías no tienen las estrategias necesarias para ejecutar un acertado Mantenimiento Industrial.

Y es que la importancia del mantenimiento radica es que debe realizarse periódicamente para garantizar el óptimo rendimiento de las maquinas e instalaciones. Pero siempre surgen algunos problemas o inconvenientes que frenan el momento de mostrar el máximo potencial en las etapas del mantenimiento industrial ¿Cómo resolverlo?

En este mismo momento de leer el título, ya están pensando cuál puede ser la mayor problemática, dentro de todas las que se experimentan día a día el mantenimiento industrial. La mayor problemática NO es técnica, es el factor Humano. Algunos estudios dentro de las empresas determinan que más del 90% de los problemas son conflictos de relaciones Humanas, y algunos se atreven a decir que es el 100%.

Cuando se presenta un problema técnico, se consulta el manual de equipo, o se contacta al proveedor, o se consigue la respuesta en internet, y se acabó el problema.

Cuando surge un conflicto interpersonal, realmente no sabemos el cómo va a reaccionar la otra persona, qué tipo de ideas tenga, chocan los egos, presumen de mucha experiencia y sí, la experiencia sirve solo para problemas viejos, repetitivos, para problemas nuevos no sirve la experiencia y debe entrar en juego la creatividad.

Mantenimiento Preventivo vs. Mantenimiento Correctivo

A pesar de todo el avance en el Mantenimiento Preventivo y programado, a veces, un equipo deja de funcionar y provoca la necesidad del Mantenimiento Correctivo. Y lo peor; es un equipo clave para la producción.

Cuando le avisan al responsable del área, éste siente un cambio en el estado emocional que podríamos decir que es pánico, o algo menos.

Es porque somos seres físicos, emocionales, mentales y espirituales y a todo estímulo externo respondemos con todo nuestro Ser. Entonces, como es el Jefe, Gerente, Supervisor o como quieran llamarle al que da las órdenes, se reúne con sus empleados y a los primeros que ve le asigna el trabajo dentro de las etapas del mantenimiento industrial. “Vayan y reparen rápido ese equipo”.

Pasadas unas horas o días la reparación aún no está hecha o no con la calidad requerida. Ahora aparecen los malos entendidos, fallas en la comunicación, órdenes que no se cumplen de la forma adecuada o simplemente no se cumplen, los pretextos, disculpas, justificaciones, quejas, etc.

Coaching Ejecutivo y Mantenimiento Industrial

El Coaching Ejecutivo sugiere que antes de dar órdenes precipitadas se planteen varias preguntas dentro del mantenimiento industrial: -¿Qué pasaría si en lugar de reparar sugiero adquirir equipo nuevo? ¿Cuál sería la respuesta de la alta dirección? -¿O es un equipo nuevo y cuáles serían las alternativas a esperar respuesta de la garantía? -¿En qué forma tengo que reorganizar al personal tomando en cuenta las habilidades del personal disponible? -¿Se cuenta con las refacciones y herramientas más idóneas, en caso contrario, qué adecuaciones es posible hacer? -¿Qué tantas combinaciones de equipos de trabajo es posible formar, sin distraer demasiado al personal para esta “emergencia” dejando sin mantenimiento a otra maquinaria con el consiguiente riesgo? El repasar estas y otras preguntas al respecto dentro de nuestra mente, puede consumir unos segundos de tiempo y ahorrar contratiempos futuros.

¿Cuál es tu mayor problema con el Mantenimiento Industrial? - Grafico 01

Aunque hay un detalle; si determina que es mejor cambiar el equipo que repararlo, va a costar trabajo justificar esa decisión ante el C. E. O.

Metodología GROW

El Gerente con habilidades de Coaching – el gerente-Coach- puede decidir usar una herramienta de Coaching llamada GROW, (crecer en español). Allí, la “G” se refiere a Goal, la meta a cumplir, en este caso la meta es muy fácil de establecer. Se trata de reparar la máquina. Solo hay que recordar unas reglas sencillas para establecer las metas.

Primero hay que redactarlas en forma positiva. Es decir; si dicen a sus técnicos: «No quiero ver a esa máquina inactiva», están diciendo lo que no quieren, es: quiero esa máquina trabajando en xx horas. La meta debe tener un tiempo límite de realización, o no es meta.

Mientras más específica sea la redacción mejor. La meta tiene que ser viable, claro que es viable, la podemos reparar. Sí, la pregunta es: ¿la podemos reparar en el tiempo estipulado con los recursos materiales y humanos que tenemos? Es conveniente determinar alguna forma de medir el avance, hasta llegar al 100% de la meta lograda antes del tiempo límite.

Y algo más que rara vez se toma en cuenta: Una vez alcanzada esta meta, ¿Qué consecuencias se tendrán? La respuesta es rápida: ninguna negativa. El equipo se puso en marcha y ya está produciendo.

Bueno, Sí, pero a qué costo ¿se utilizaron demasiados recursos materiales y Humanos? ¿Se puso en peligro la vida de alguien? ¿Se distrajo el personal poniendo en riesgo otros equipos que requieren atención? ¿Hubo afectaciones al medio ambiente? Etc. “R” de realidad, el gerente- coach toma en cuenta cuál es su realidad, con qué recursos cuenta exactamente, contabiliza el dinero disponible, maquinaria, herramientas, personal calificado.

Además, de qué otros recursos en un momento dado se puede auxiliar, como por ejemplo pedir ayuda al departamento de producción o finanzas. “O” de oportunidad.

Sí está en una unidad minera apartado de la civilización y zona lluviosa, ¿Cuál sería el momento oportuno para iniciar maniobras al aire libre? “W” en inglés sería What / When / Will sería en español el qué se va a hacer, cuándo se va a hacer y el will se traduce en este caso como la Voluntad de hacerlo.

Entonces aplicando esta herramienta que nos proporciona el Coaching se responde a las típicas preguntas del Mantenimiento: el qué se va a hacer, cuándo se va a hacer, quién lo va a hacer, con qué recursos.

Cuando el Gerente de Mantenimiento tiene una contingencia, no debe actuar precipitadamente. Una falla imprevista no implica una reparación improvisada. Primero se informa desde varios puntos de vista cómo sucedió la falla, recabando datos del mismo personal de mantenimiento y de producción, tomando en cuenta las mejores propuestas de reparación.

Esto implica escuchar atentamente, formular preguntas abiertas, establece comunicación efectiva, muestra verdadero interés, ofrece retroalimentación, resume el mensaje y se toman acuerdos de acción. Minimizando futuros problemas.

Es por esto que se recomienda a todos los que ejercen un puesto ejecutivo, adquirir habilidades de Coach mediante un curso de los que ahora se dan en todo el mundo y hasta en internet. O bien contratar los servicios de un Coach.

Por Jorge E. Ludewig
Ingeniero Industrial y Profesor de Enseñanza Técnica Industrial Asesor Empresarial. Realizó estudios profesionales en el Centro Nacional de Enseñanza Técnica Industrial, de la Cd. de México, recibiendo el Título de Profesor de Enseñanza Técnica Industrial en la especialidad de Mecánica en 1970. Luego realizó estudios de postgrado de Formación de Profesores en el Centro de Investigaciones y Servicios Educativos de la UNAM.


Capacitate en este tema:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Libros de Mantenimiento

Mantenimiento mecánico de máquinas

Inspección y lubricación de equipos. Esta es una operación escencial complementaria a la reparación de las máquinas. Consiste en el examen...

Más artículos como este: