sábado, enero 28, 2023

LOVING CARE: Cuando se siente cariño por las máquinas

Últimas publicaciones

Un nuevo concepto se ha establecido entre los Ingenieros de Mantenimiento. Se trata del LOVING CARE, que es el «cuidado amoroso» que se presta a las maquinas en su vida diaria en las plantas industriales.

Escribir sobre Gestión de Mantenimiento es siempre una aventura. Existe mucha literatura desde la más variada en el mercado con posiciones desde el Mantenimiento Correctivo y Mantenimiento Preventivo natural de los equipos. Todoello hasta las nuevas ideas como el RCM.

Hace poco dicte un taller básico del soporte de la energía eléctrica en las telecomunicaciones  donde uno de los temas fue la Gestión de Mantenimiento.

En esa oportunidad le comentaba a los chicos las experiencias en poco más de 20 años de dedicación a la operación y mantenimiento. Y no pocos cuestionaban el no cumplir siempre lo que indica el fabricante en sus manuales de operación y mantenimiento.

Además de la posición de los ingenieros de mantenimiento de preocuparnos por nuestras máquinas y equipos al extremo de cuestionar toda idea o propuesta nueva.

Loving Care: Cuidado amoroso de las máquinas

Así que volví a releer un libro muy interesante del profesor Celzo Azevedo “Se as máquinas falassem”. Y volví a recodar el tema del “LOVING CARE” que me pareció interesante comentarlo en este artículo.

El profesor define “LOVING CARE” como el sentimiento que tiene el Ingeniero de Mantenimiento de no soportar ver a su preciosa máquina degradarse. Y mucho menos presentar fallas. Ese sentimiento le hace limpiarla, pararla para revisar internamente, desmontarla, cambiarle elementos, etc.,

Al punto de sentir la seguridad de que nunca cumplirá su ciclo de vida. En el libro, el Profesor Azevedo recuerda sus experiencias cuando era Gerente de Mantenimiento en diferentes partes del mundo.

Yo en mi humilde posición y solo en el ámbito nacional, recordaré un par de casos muy similares que viví. Y que espero les sirva a quien tenga la voluntad de leer este artículo.

En mis primeros años en la operación se me encargó poder estructurar la Gestión de Mantenimiento. De tal manera que el personal de la central hidroeléctrica en la que laboraba pudo dividirse en dos y así tener mejores horarios.

Esto para descansar fuera del campamento, que se ubica a 10 horas aproximadamente de Lima. Esto me exigió revisar no solo las frecuencias de mantenimiento, si no cada tarea que se hacía.

En este proceso encontramos una actividad: “limpieza de contactores de las bombas del sistema de regulación de velocidad”. Al revisar el procedimiento y la tasa de fallas del sistema, confirmamos que no variaba si se ejecutaba o no este mantenimiento, terminando finalmente con cambiar el contacto.

LOVING CARE: Cuando se siente cariño por las máquinas - Grafico 01

Cuando se dejó de hacer el “LOVING CARE” de los ingenieros y técnicos se nos dijo que la planta se afectaría por dejar de hacerlo. La actividad no se ha vuelto hacer, la central sigue generando sin problemas, y el personal disfruta de su descanso de 9 días fuera de la planta en compañía de sus familias.

En otro momento, ya en mi posición actual en una empresa de Telecomunicaciones, se nos encargó reducir el Opex (se lee mejor que “gasto”) de Mantenimiento. Para lo cual se revisó los planes de mantenimiento, encontrándose que el mantenimiento de las celdas de los Bancos de Baterías que atienden a las estaciones tenía una actividad de “inspección y limpieza”. Siendo estas baterías libres de mantenimiento.

En este caso se acordó solo dejar la medición de impedancia de baterías como actividad importante para el control de las baterías con una frecuencia de 2 veces al año. La actividad se dejó de hacer y la fecha la tasa de fallas no se ha incrementado.

Más aún con la medición de impedancia como único control, el personal se ha centrado en analizar los resultados y atender algún problema inicial. Como verán en ambos casos la decisión de revisar los planes de mantenimiento empujados inicialmente por una mejora económica de la empresa, la cual muchas veces es tomada como un obstáculo.

Y por otro en la mejora de las condiciones de trabajo para el personal, nos permitieron entender que como Ingenieros de Mantenimiento necesitamos encontrar el límite entre ser realmente responsables de nuestras funciones y nuestro natural “LOVING CARE”.

Estas dos historias podrían ser entendidas como casos puntuales, pero la verdad es que escribir de ellas podría tomarme más de un solo artículo…como el profesor Celso nos comentaba.

El tiempo nos hace darnos cuenta que la necesidad de cambiar nuestra forma de pensar es siempre importante, toda vez que debemos cuestionarnos siempre y pensar que todo obstáculo puede ser usado como oportunidad.

Por César Mino Jara
Ingeniero Mecánico Electricista, Magister en Gestión de Energías – Especialidad de Gestión de Energía Eléctrica, y Especialización en Herramientas de Gestión y Calidad en Mantenimiento y Operación de Plantas Industriales: TPM, Mantenimiento Autónomo, Mantenimiento Centrado en Confiabilidad – RCM, Six Sigma – Green Belt, TOC, ISO 9000, ISO 1400, OSHAS 18000, ISO 50001.  


Capacitate en este tema:

2 COMENTARIOS

  1. Excelente comentarios, muy buena publicación.
    Estoy muy agradecido por la información brindada y sobre el trato especial que se le debe de dar a los activos de la industria que son las maquinas, equipos, instalaciones y infraestructura en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Libros de Mantenimiento

Mantenimiento mecánico de máquinas

Inspección y lubricación de equipos. Esta es una operación escencial complementaria a la reparación de las máquinas. Consiste en el examen...

Más artículos como este: